Guía para el turista pescador en el país de los mil lagos 
  Espanol
 
Inicio Regiones Aguas Especies de peces Métodos de pesca Servicios Información útil  
FishinginFinland.fi > Métodos de pesca > Pesca a la cacea 
Pesca a lance
Pesca vertical
Pesca a la cacea
Pesca con mosca
Pesca con anzuelo
Pesca en el hielo
Pesca del cangrejo
Otros métodos de pesca
   
   
Laponia Region de los lagos Costa oeste Sur de Finlandia

   
Cabañas
Cabañas

   
Guías de pesca
Guías de pesca

   
Tiendas de pesca
Tiendas de pesca

Pesca a la cacea

 

Photographer: Petteri Kontila
Pescadores de lucioperca a la cacea en la parte norte del Kallavesi. Lago Pyhäjärvi, Tammela. Señuelos de trolling para lucio y lucioperca. Columna izquierda: Storm Thunder Stick, Rapala Minnow Rap, Rapala Deep Tail Dancer, Jesse, Merimetso, Räppäri y Kuusamo Painouistin. A la derecha: Rapala X-Rap, Nils Master Invincible, Rapala CountDown Magnum, Rapala Floating Magnum, Vetopelti y Professor.
Pescadores de lucioperca a la cacea en la parte norte del Kallavesi.


La pesca a la cacea es una popular forma de pesca, ideal para las extensas zonas de aguas abiertas de Finlandia. En primavera y a finales del otoño, los entusiastas de la pesca a la cacea buscan salmones y truchas; en verano y comienzos del otoño, se colocan señuelos duros para atrapar luciopercas, lucios y percas.

La pesca a la cacea, que consiste en remar en un bote mientras se arrastran señuelos por el agua que se va dejando atrás, es una antigua técnica de pesca. La pesca a la cacea de salmones en un bote de remos es una tradición finlandesa que sigue hoy tan viva como antaño. En los ríos Teno y Tornionjoki, los salmones más grandes se capturan con señuelos duros, moscas y cucharillas de pesca a la cacea. También la trucha y el tímalo son objeto de la pesca desde botes en los ríos. En lagos y en la costa, se suelen utilizar principalmente embarcaciones a motor para la pesca a la cacea.

Photographer: Risto Jussila 
El lago Keurusselkä es famoso por sus grandes lucios.
El lago Keurusselkä es famoso por sus grandes lucios.
 

Barrido con divergentes

Un bote de pesca a la cacea moderno cuenta con varios sedales que se arrastran a la vez. Algunos sedales se guían con ayuda de divergentes para llegar más allá de la estela del bote, lo que permite al bote barrer una mayor franja de agua de una sola vez.

Existen dos tipos principales de divergentes o planeadores. Un pequeño divergente sujeto al sedal guía hacia un lado a un sólo sedal con su señuelo. Por su parte, se arrastran grandes tablas planeadoras a cada lado del bote utilizando un cable de plástico o de acero. Los enganches atados al cable permiten colocar varios sedales con señuelos a lo largo del mismo.

Las cañas para pesca a la cacea son cortas y rígidas y vienen equipadas con una punta sensible. El grosor del sedal es de 0,35 a 0,45 mm. Cuanto más fino sea el sedal, más rápido será el golpe del señuelo. Sin embargo, el aparejo puede ser más resistente cuando se pescan salmones a la cacea desde un bote de remos, o lucios desde una embarcación a motor. Los señuelos se sumergen por detrás del bote en los extremos de líneas de 20 a 50 metros. Sin embargo, en ríos salmoneros basta con arrastrar líneas de 15 a 20 metros.

Lucios de los bancos y del fondo

Los señuelos más populares para la pesca del lucio son los señuelos duros y las cucharillas. A los grandes lucios se les tienta con señuelos duros de grandes proporciones. Los pescadores suelen pescan lucios a la cacea cerca de las orillas y en los bordes de aguas poco profundas, a una profundidad de entre 1 y 10 metros. Los señuelos duros para aguas profundas se sumergen sin necesidad de utilizar pesos. Es posible capturar lucios a profundidades de más de 10 metros utilizando profundizadores. Resulta buena idea barrer el fondo de vez en cuando con la bola del profundizador, ya que los lucios merodean principalmente cerca del fondo.

Photographer: Risto Jussila 
Lago Kannonjärvi, Kannonkoski.
Lago Kannonjärvi, Kannonkoski.
 

La eficiencia de los aparejos con carnada

Los pescadores capturan salmónidos con cucharillas de avance rápido y señuelos duros delgados y de golpe rápido de 7 a 12 cm. Para la pesca a la cacea de salmones del Atlántico, los señuelos más populares son las grandes cucharillas. Los aparejos con carnada han ganado popularidad entre los pescadores a la cacea a la busca de la trucha y el salmón encerrado. El cebo que se coloca en el aparejo es corégono blanco o alburno y se debe sumergir lentamente. Con señuelos duros y cucharillas, la velocidad de pesca a la cacea puede ser rápida, de 4 a 6 km/h.

Entre los buenos lugares para la pesca a la cacea de truchas comunes y reos se encuentran los flancos de los bajíos, los extremos de las puntas y las orillas de las islas situadas aguas adentro, en las zonas abiertas. La trucha –y en especial el salmón del Atlántico y el salmón encerrado– pican con frecuencia en medio de las aguas abiertas, en el borde de las aguas someras o en la superficie de una poza. A finales del otoño, la trucha puede picar justo en la ribera.

Pesca a la cacea a gran profundidad en verano

Cuando las aguas están frías en primavera y finales del otoño, los salmónidos se pueden encontrar cerca de la superficie. En pleno verano, es posible capturar salmónidos a una profundidad de entre 5 y 20 metros, y es en este momento en el que los divers y profundizadores son una ayuda esencial para los pescadores a la cacea. Las zonas de pesca y los cardúmenes de peces se localizan con una sonda de ultrasonidos.

Photographer: Markku Myllylä 
Los miniseñuelos duros, la opción para el corégono.
Los miniseñuelos duros, la opción para el corégono.
 

La lucioperca ataca los señuelos plomados

Los pescadores tientan a la lucioperca con señuelos duros y plomados. Los señuelos pueden ponerse al alcance de la lucioperca a profundidades de 5 a 10 metros combinando los señuelos duros con los plomados, o bien usando aparejos de pesca vertical plomados.

La pesca a la cacea de la lucioperca debe realizarse a baja velocidad, de 2 a 3 km/h. De hecho, muchas personas siguen considerando que la pesca a la cacea desde un bote de remos es la mejor forma de capturar esta especie. Buenos puntos para la lucioperca a principios del verano son las aguas someras y las bocas de las bahías. En pleno verano y en otoño, los pescadores se adentran en las aguas del centro de los lagos y pescan a la cacea en el contorno de las aguas poco profundas, en los flancos de las islas y sobre las aguas profundas. La profundidad de ataque de la lucioperca varía cada día y va desde la superficie hasta más de 10 metros, en función de la hora del día y del clima. En muchos casos, la lucioperca ni siquiera se digna a picar.

Para la pesca a la cacea de perca y corégono se utilizan pequeños señuelos duros. Las grandes percas también pican las cucharillas pequeñas y los aparejos preparados con carnada.
Los miniseñuelos duros se utilizan para el corégono.

También es posible usar moscas durante la pesca a la cacea, combinadas con cucharillas. El salvelino y la trucha pican con avidez las moscas.

Si hablamos de pesca a la cacea existen dos escuelas de pensamiento. Los de la primera trabajan frenéticamente todo el tiempo, cambiando sus señuelos y las profundidades y peinando finamente los fondos y bajíos. Los de la segunda escuela se limitan a tender sus señuelos a popa y se concentran en la espera y en el disfrute del paisaje.

Photographer: Risto Jussila 
La pesca a la cacea es una actividad para relajarse.
La pesca a la cacea es una actividad para relajarse.
 
 
 
© FishinginFinland.fi 2013–2021